Una buena inversión.

Una buena inversión.

No solo es una buena inversión es un vino logrado desde el corazón de un inversionista, que supo ver mas allá de números y tasas… y vio como los terroir de Valle Escondido, lograba una amalgama excelente para crear este Merlot de colores muy vivos, y paladar exquisito.

À votre santé