En una galaxia aquí no más….

Llueve sobre “La Ciudadela” y nuevamente las goteras, se hacen escuchar dentro a un ritmo narcotico.

– ¿Puede ser que otro verano ha pasado y aún no hemos arreglado el techo?.-

– Todo puede ser posible, solo hay que pasar de la imaginación al hecho concreto.-

Y así sin más, la luz dejo de titilar. Ya era momento de poder dejar la guardia a otro equipo. El Scanner de largo alcance no había encontrado nada fuera de lo normal, como siempre, un largo horizonte circular sin fin.

Y cuando el primer oficial bajaba de su sillón y entraba la segunda guardia, todo en ese momento cambio.

Hacia ya muchos lustros que todo esto había cambiado, ya no navegaban como antes, ni buscaban señales como antes, pero todos trataban de mantener las mismas costumbres y funciones, pero “Aquello” todo lo cambiaba de repente. No como había ocurrido en “Ese” momento, cuando el agua empezó a subir de a poco. Le habían echado la culpa al calentamiento global, al aumento del dióxido de carbono, al aumento de las lluvias. De hecho aun llovía tanto durante todas las estaciones excepto en verano, así que por eso también median el tiempo.

Cuando la corriente de “kuroshio”(1) se frenó se perdió el equilibrio de temperatura de los océanos, dicen que Japón estaba probando nuevas plantas desalinizadoras de agua, que con el tiempo de tanto volcar sal sobre el mar, cambio la salinidad y eso frenó la corriente. Pero no fue más que una acción más.

Así mientras aquí en “La Ciudadela”, todos trataban de pasar el rato, sin ocuparse de lo primordial, nada cambiaba de fondo, básicamente el agua en los alrededores era tan salada cómo siempre lo fue el océano.

Pero “Aquello” todo lo cambiaba, y era de pronto, sin avisar como “Ese”, o como un hipo, pues aún asustándonos esto no podría cambiar.

Que podía ser mejor que un cambio… luego de tanta monotonía, monocorde,  monosapiens sin pensamiento propio, como era la vida a bordo de este barco. Pero asi fue, asi nacio “Aquello” eso que gracias a tanta paciencia pudo surgir, “La Paloma”, como la llamaron fue “Aquello” que dio esperanzas, y paso la hoja del libro de la vida de este barco, para que llegara a buen puerto.

Aunque a veces la gente pensaba si lo que ocurria podia ser un invento mas alegre que triste, o mas dulce que amargo, fue determinante y aqui empieza esta historia.

— “La Paloma” esta aqui?

— No amor, la paloma no es una animal, como los que estan en los libros, es toda una isla, con forma de paloma, como la de Picasso!, pero un poco distinta, pero muy parecida.

— ahhh y podemos ir a verla?

— solo cuando termines de tomar la sopa.



De a poco lo raro pasaba a ser casi normal, generando nuevas acciones recurrentes, nuevas costumbres y nuevas rutinas, que sin limite preciso pasaba a ser una nueva hora en esta vida.

— Pero si todo eso que decimos se hace realidad por que no aparecieron antes otras cosas.

— Pues nunca nadie deseo ver eso con tantas ganas como ella.



Y asi pasaban las horas de tertulia en tertulia, viendo que podian hacer con este regalo, una isla para ellos hoy era pequeña, y si subian todos a bordo no habia lugar para acostarse, segun calcularon, pero podia agrandarse y ver si tenia agua dulce… pues el agua que siempre tomaban hace mucho que no era incolora, insipida e inodora.

Asi que entre todos eligieron a ella para que fuera!

Ella era pequeña, de ojos marrones y risa facil, de silencios profundos, y miradas largas, era dificil saber que pensaba, pero si era facil verla alegre si veia La Paloma.

— El piso es suave como de arena, pero es blanco como la harina. No solo no incandila si no que hace brillos de arco iris.

— America por favor camina despacio, que quiero que nos describas como vas descubriendo todo.

— Por ahora, no veo nada mas que arena y el bosque y solo escucho la estatica de la radio, que voy a pagar para saber que se escuch(.)

— NNNNOOOOOO!!!!!

— ….

Todos giraron hacia la ventana para ver que pasaba… Todos menos Elvirey que no era de los mas amigos de America. y siempre tenia sus negocios atados a sus acciones.

 

Empezó a llover, claro ya no estaban en verano, así que esto era bastante normal, pero lo raro es que no llovía sobre “La Paloma”, si entre la ella y “La Ciudadela”, entonces se veía como caminaba América hacia el bosque, cuando aparecio desde frente al bosque un animal, o eso parecia, o eso suponiamos en ese momento. Y America se freno de golpe sobre sus talones.

 

— Quien eres?

— Vpnp mp dsnrd wiorm dpu¿

— No entiendo…

 

Y en ese momento se desmayo.






En proceso de escritura…

Por ahora necesitamos saber que paso con America!!!

perdonen las falta de ortografia estamos afinando el lápiz para poner los acentos y las comas faltantes, y la goma para borrar los puntos suspensivos excesivos… jajajajaja

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *