Corriente de Kuroshio

La corriente de Kuroshio (en japonés: 黒潮 Kuro Shio “Corriente negra”; también conocida como Kuro-Shivo, en la antigüedad conocido como corriente de tornaviaje) es una fuerte corriente de frontera occidental en el océano Pacífico nor-occidental. Comienza frente a la costa oriental de Taiwán y fluye hacia el noreste pasando por Japón, donde se funde con la deriva oriental de la corriente del Pacífico Norte. Es análoga a la corriente del Golfo en el océano Atlántico, que transporta agua tropical cálida hacia el norte, dirigiéndose a la región polar. A veces también se la conoce como el Río Negro — la traducción de Kuro Shio, y una alusión al azul oscuro de su agua — y también como “corriente del Japón” (日本海流 Nihon Kairyū). Este color azul oscuro característico se debe a que, por su temperatura relativamente elevada provoca pobreza en nutrientes y de ahí la escasez de vida marina.

Se trata de una corriente no muy ancha, de aguas veloces y cálidas. El camino del Kuro Shio al sur de Japón se registra cada día.1​ Sus contrapartes son la corriente del Pacífico Norte al norte, la corriente de California al este y la corriente Ecuatorial del Norte al sur. Las aguas cálidas de la corriente de Kuroshio sostienen los arrecifes de coral de Japón, los arrecifes coralinos más al norte en el mundo. La rama del mar de Japón se llama corriente de Tsushima 対馬海流 (Tsushima Kairyū). La corriente de Japón también es responsable por el suave tiempo que se experimenta alrededor de la costa meridional de Alaska y en la Columbia Británica.